Velitas

El fuego es uno de los cuatro elementos más utilizados en las esferas espiritual y religiosa. En particular, las velas se encienden para establecer un vínculo con lo divino, abriendo un paso entre el mundo terrenal y el invisible. La vela es de hecho portadora de luz y su llama brilla tanto en el plano físico como en el astral.

 

Las velas representan el alma, mientras que las llamas de las velas simbolizan la oración que dirigimos a Dios, al universo o a cualquier otra entidad en la que creamos.

 

Además del poder del fuego, la vela también oculta los otros elementos del cosmos: el agua, simbolizada por la cera derretida, la tierra simbolizada por la cera, el aire simbolizado por el humo.

Las velas que te presento a continuación, son pequeñas, pero tienen un gran poder, un poder que nace de tu fe y de las buenas intenciones con que las utilices.