Inciensos de Reflujo

Los conos de incienso emiten fragancias aromáticas penetrantes que se utilizan para mejorar el olor de una habitación en general o durante la meditación y la práctica del yoga. El cono de incienso es elaborado mediante una mezcla de polvo y aceites esenciales, lo que le da su rica textura y aroma.

Enciende la punta del cono con fósforos o un encendedor. Deja que pasen 15 a 30 segundos y luego apaga la llama, soplándola o abanicándola con papel. El resultado será una espiral de humo flotando de la parte superior del cono a medida que comienza a quemarse. Coloca cuidadosamente este último en el quemador y colócale una tapa encima, si tuviera una. Deja que el incienso se queme por completo y emane un aroma rico hasta que estés satisfecho con el perfume en la habitación.